memoria

La guerra no es para criaturas

Un cimeforista fue al cuartel un día del golpe del 89. No sabía que limpiaría el trabajo sucio de los generales.

Producción Nicolás Granada ·

Cuando supo del golpe a Stroessner, Iván Cattebeke, un cimeforista de 16 años, se presentó al cuartel. Ahí recibió órdenes que le cambiaron la vida para siempre, porque en las guerras, revoluciones o revueltas, no son los señores de alto rango los que matan o mueren. Los horrores de los conflictos se reservan para los más débiles.

«Por mucho tiempo después del golpe, con 17 años, le perdí el sabor a muchas cosas. A veces me venía la imagen… y me cortaba la felicidad»

Iván Cattebecke

Escuchá en tu app de podcast favorita

O pedí al Whatsapp +595 981 167 320

Producción & edición: Nicolás Granada · Edición adicional: Jazmín Acuña  & Juan Heilborn · Locución: Jazmín Acuña · Ilustración: Robert Báez