Memoria

Ventanas abiertas al terror y el absurdo

Relatos sonoros de la vida bajo la dictadura estronista.

Producción Nicolás Granada ·

Cuando salió del Teatro Municipal el 4 de mayo de 1954, Luis Casabianca supo que Alfredo Stroessner había subido al poder. El padre de Rubén Ayala sintió que su hijo estaba en peligro por tener una biblioteca. Rosa Palazón tuvo, el día después del golpe del 89, una pequeña venganza contra los policías que la acosaban en la calle todos los días. Ventanas abiertas recoge historias cotidianas de una dictadura, que durante más de tres décadas, se debatió entre el terror y el absurdo.

Escuchá en tu app de podcast favorita

O pedí al Whatsapp +595 981 167 320

Memoria sonora

Escuchá las historias que no nos cuentan en el colegio

La mujer que quiso matar a Stroessner

En los años 70, Agripina Portillo estuvo dispuesta a morir para acabar con el dictador de Paraguay.

Memorias de una transgresora

Liz Paola Cortaza se considera la última sobreviviente trans de la dictadura estronista.

La guerra no es para criaturas

Un cimeforista fue al cuartel un día del golpe del 89. No sabía que limpiaría el trabajo sucio de los generales.

Producción & edición: Nicolás Granada · Edición adicional: Maximiliano Manzoni · Colaboración: Arístides Ortíz · Ilustración: Robert Báez

Los relatos son de Luis Casabianca (†) · Rubén Ayala · Sofía Oviedo · Fernando Masi · Rosa Palazón