Las leyes del crack

Sao Paulo, Brasil
#ConsumoIlustrado

Tiago tiene 38 años, vive en Sao Paulo y está a punto de terminar sus estudios de derecho. También predica en versos de rap a personas adictas al crack. Hace ocho años él era
uno de ellos.

Tiago fue uno de los cientos de habitantes de Cracolandia, una zona donde se consume crack en pleno centro de Sao Paulo.
Perdió  a su madre a los 12 años y a su hermano a los 15. Ambos tenían VIH. Creció sin padre, trabajando en una fundición de Zinc con su tío.
A los 22 probó el crack para hacer amigos en el barrio. Sintió euforia y una necesidad irreprimible de correr.
Vivía bien, iba en carro, bien vestido y perfumado. Pero era muy tímido.
Un día, pintando, tuvo un accidente. Cayó y se rompió varios huesos.
Casi muere.
"El crack iba siempre conmigo. Y hay un momento en el que pide exclusividad".
Entre 2008 y 2012, Tiago vivió en la calle. Andaba en muletas. Mendigaba para comprar dosis de crack de diez centavos de dólar. Sus tíos fueron a buscarlo pero él los rechazó. "Todavía siento el dolor de lastimarlos así".
En 2012 pidió ayuda en Cristolandia, una ONG evangélica que asiste a consumidores de crack. Tuvo apoyo psicológico y laboral, se hizo misionero y comenzó a cantar rap. Su tratamiento, dice, es de por vida.
Tiago decidió estudiar derecho.
Se inspiró en Martin Luther King.
Quiere ser un abogado que ayuda a los consumidores sin hogar.
En 2016 publicó su primer disco: "Divinamente Rap" y sigue pintando.
Eso sí, pide autorización a los dueños
de los muros.
A pesar de alguna que otra recaída, mientras termina sus estudios ha vuelto
a sus dos pasiones: el rap y el graffiti.
Lo que tenés que saber
del crack en Brasil
🚬

El crack se obtiene a partir de la combinación de clorhidrato de cocaína
y bicarbonato sódico. Se consume fumándose y tiene un efecto casi inmediato. Está considerada como la forma de cocaína más adictiva y la que
más fácilmente puede provocar adicción psicológica. Solo en Brasil se calcula que alrededor de un millón de usuarios
tienen consumos problemáticos.
🍚

Brasil es el segundo mayor consumidor de cocaína en el mundo. El país comparte una frontera de más de 11.000 kilómetros con diez países, tres de los cuales son los mayores productores de cocaína del planeta: Bolivia (10%), Perú (20%)
y Colombia (70%).
📈

Mientras ha disminuido el consumo de cocaína en Estados Unidos, el mayor mercado de América, en Brasil los consumidores aumentan cada año. El 0,7 por ciento de sus habitantes usa esa droga (1,46 millones). Si se toma en cuenta el consumo de todos los derivados de la cocaína, como el crack, la cifra alcanza
los  5,6 millones.
🪙

El gramo de cocaína base en los
tres países productores tiene un precio
de venta promedio de 1 dólar. En Brasil,
de 5 dólares, casi lo mismo que una cajetilla de cigarros.
Lo que tenés que saber
del crack en Brasil
Hospital Johns Hopkins de Baltimore, Maryland. “Cocaína desde Suramérica a los Estados Unidos”, de la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito.
Fuentes:
Ficha Técnica
#ConsumoIlustrado es una colaboración de VIST Projects, Dromómanos y El Surti para el proyecto Drogas, Políticas, Violencias.
Texto: Alejandra S. Inzunza
Ilustración: Lucas We