Lo que los Diputados dicen sobre el voto electrónico

Hoy 22 de mayo la Cámara de Diputados decide si se implementará el voto electrónico con el desbloqueo de listas. Verificamos sus argumentos.

Verificado · Actualizado

Sergio Rojas Sosa – PLRA

“Si probamos con el electrónico nadie puede asegurar que no van a tocarlas desde afuera”

Cierto

La vulnerabilidad de este sistema también fue advertida en diversas ocasiones por expertos en seguridad informática, que en un caso, por ejemplo, demostraron cómo hackear una máquina de votación en sólo dos minutos.

En 2017 Francia canceló el voto electrónico que estaba reservado a los franceses en el extranjero por temor a un ciberataque ruso. Mientras que Holanda volvió al conteo manual de votos ese año por el mismo motivo. La posibilidad de hackeo allana el camino a la manipulación de resultados en una elección.

“Papeletas [usan] la mayoría de los países de la región”

Cierto

De 194 países sólo cinco mantienen alguna modalidad de voto electrónico: Brasil, Venezuela, India, Estonia y Filipinas. Mientras que cuatro países combinan el voto electrónico con las papeletas, como es el caso de Estados Unidos.

Sebastián Villarejo – Patria Querida

“Es ineludible para el desbloqueo la aplicación de la tecnología”

Discutible

El director de Recursos Electorales del TSJE, Luis Salas, explica que se pueden usar papeletas con listas desbloqueadas en las elecciones municipales porque se elige un solo cargo plurinominal, que son las juntas municipales. Asunción es el único municipio con mayor número de bancas, 24, mientras que el resto oscila entre 12 y 9 escaños. Sin embargo, en las elecciones generales se eligen 80 diputados, 45 senadores y 17 juntas departamentales (cargos plurinominales) para cuyo conteo si se necesita un apoyo técnico (por ejemplo, escaners), que no es lo mismo que el voto electrónico.

Justo Zacarías Irún – ANR

“Cuando un sistema computacional está aislado es imposible ingresar en el mismo”

Falso

La abogada Maricarmen Sequera, experta en derechos digitales de la ong Tedic, explica: «La tecnología no es 100% segura en ninguna de las instancias». Explica que el voto electrónico en cualquiera de sus modalidades es altamente vulnerable al hackeo, para lo cual ni siquiera hace falta una conexión a Internet porque se puede manipular de forma remota: basta con instalar un programa malicioso en la máquina para que se active en determinado horario y se autodestruya en otro. Los peritos que luego auditen la máquina ni siquiera encontrarán rastros del malware. 

“Quien desconfía del sistema del voto electrónico que no deposite un centavo en un banco”

Engañoso

El Instituto Internacional para la Democracia y Asistencia Electoral, una organización especializada en cuestiones electorales, dice que una característica inherente a las TICs es la posibilidad de rastrear y monitorear las transacciones que se realizan con ellas. Esta trazabilidad permite, por ejemplo, que una persona pueda revisar el estado de su cuenta bancaria y cotejar los datos si tiene alguna duda.

La organización internacional explica que, por su carácter secreto, con el voto debe ocurrir exactamente lo opuesto: no se debe establecer ninguna conexión entre la identidad del elector y el voto emitido. El voto electrónico vulnera esta garantía porque si bien la máquina no registra la identidad del votante, puede agregar información que permita saber el orden de votación o reconstruirlo. El experto en seguridad de sistemas de información, Enrique Chaparro, de la Fundación Vía Libre de Argentina sostiene que el secreto es la garantía de la libertad del voto.

Fuentes

DEFCON Video Shows Voting Machine Used in 18 States Is Hacked in 2 Minute

👤
Inverse
🗓
14/08/2018

Francia cancela voto electrónico para evitar hackeo ruso

👤
El Economista
🗓
06/03/2017

Holanda contará a mano los votos para evitar un posible ciberataque

👤
El País
🗓
03/02/2017

Hablemos sobre el voto electrónico

👤
Tedic
🗓
26/03/2019

Metodología y Política de corrección

Enviá tus correcciones a elsurti@memetic.media

#LaPrecisa es la sección de fact-check de El Surtidor. Aquí verificamos información y discurso que tiene el poder de construir la opinión pública y definir políticas del país. Con el uso de datos abiertos y otras fuentes, buscamos que la gente tenga la precisa para evaluar y cuestionar los temas que forman parte del debate diario.

 

 

Basado en la experiencia de Chequeado y los principios de la International Fact-Checking Network (IFCN), el proceso de verificación implica:

  • Seleccionar una frase del ámbito público
  • Ponderar su relevanciaConsultar a la fuente original
  • Consultar a la fuente oficial
  • Consultar a fuentes alternativas
  • Ubicar en contexto
  • Confirmar, relativizar o desmentir la afirmación
  • Calificar

Verificamos información que contenga:

  • Datos históricos
  • Datos estadísticos
  • Comparaciones
  • Afirmaciones legales o constitucionales

NO verificamos:

  • Opiniones
  • Previsiones del futuro

Monitoreamos y verificamos el discurso de personas que influyen y definen políticas, como quienes integran:

  • El Poder Ejecutivo
  • El Poder Legislativo
  • La Corte Suprema de Justicia
  • El Tribunal Superior de Justicia Electoral
  • Empresas estatales (Ande, Essap, etc.)
  • Partidos políticos
  • Gremios de producción
  • Conferencia Episcopal Paraguaya

 

  • Cierto: La afirmación pudo ser confirmada por diversas fuentes.
  • Impreciso: Se catalogan como imprecisas las expresiones que carecen de rigurosidad pero que no se alejan en gran medida del dato preciso.
  • Discutible: La afirmación es parcialmente cierta pero carece de contexto y/o es cuestionada por una o más fuentes.
  • Humo: No se puede confirmar la afirmación porque carece de fuentes verificables. Tampoco hay datos para rebatirla.
  • Falso: La afirmación es exagerada o directamente falsa.

 

La Precisa de El Surtidor busca el máximo de rigor en la información que publica pero, como se sabe, nadie es perfecto. Por eso, nos comprometemos a rectificar la información inexacta que hubiéramos difundido.

En caso de que una persona ponga en aviso a El Surtidor sobre un posible error en una verificación, el equipo se tomará un máximo de 48 horas para una revisión del contenido. Y en caso de ser necesario, publicará una corrección y actualización de la nota.

Si comprobamos que cometimos un error, éste será enmendado y se consignará la modificación con una explicación, fecha de modificación y razones. Si es necesario modificar la calificación de una verificación, ese cambio también estará documentado en la nota.

Cuando una vez publicado un chequeo, nos llega información relevante que complementa, amplía y actualiza datos, la incluimos con el título de «Actualización» y una explicación sobre la pertinencia del agregado, además de la fecha.