Futuros

Conocé a los responsables y apoyá las soluciones a la crisis climática.

Sumate a la comunidad Futuros

Cada tercer martes del mes nos vemos en Discord para compartir soluciones

Especiales

Las historias y coberturas recomendadas

El Surti reporta desde Egipto la Conferencia del Cambio Climático para Paraguay y la región.

Sumate a la comunidad Futuros

Cada tercer martes del mes nos vemos en Discord para compartir soluciones

Comunidad Futuros

Donde pensamos juntos las soluciones colectivas a los desafíos de Paraguay ante la crisis climática.

Nos encontramos el tercer martes de cada mes.

Después de cada evento de la Comunidad Futuros

Hacemos un reportaje para que conozcas más de los proyectos y las personas que se organizan para frenar la crisis climática

En el encuentro de la Comunidad Futuros, conversamos con el arquitecto Iván Gayoso, La Chispa y El Cántaro Bioescuela sobre todo lo que podríamos hacer con los espacios hoy invadidos por la ANR.

FAQ

¿Tenés preguntas sobre esta cobertura? Acá respondemos algunas

Miles de personas afectadas. Gobiernos tomando decisiones drásticas para lidiar con sus consecuencias. Sistemas de salud rebasados. Impacto económico por décadas. 

No hablamos de una pandemia, sino de la crisis climática.

Ver el espectáculo del apocalipsis en tiempo real en nuestros teléfonos, como ocurre  también con los incendios del Amazonas y el Chaco, puede dejarnos inmóviles, cínicos o en depresión. También puede hacernos sentir que la culpa es de todos y que no podemos hacer  algo para cambiarlo. Nada es menos cierto.

La crisis climática tiene responsables muy específicos y puede ser revertida. En Paraguay grupos de poder económico necesitan mucha tierra, poca gente y ningún árbol para aumentar sus riquezas. La explotación sin control de recursos naturales por parte del agronegocio es responsable del 80% de las emisiones de gases de efecto invernadero del país y junto a la absurda dependencia a combustibles fósiles convirtieron a Paraguay en el país sudamericano más vulnerable a la crisis climática.

Ya hemos visto inundaciones con miles de personas refugiadas, y una superficie del tamaño de países enteros deforestada para plantar soja y criar vacas. Vacas que se exportan por avión mientras las escuelas se caen a pedazos. Y cuando jóvenes del campo se ven obligados a migrar porque el agronegocio avanza y los expulsa, los de la ciudad viven su propia crisis: quienes terminan el colegio –menos de la mitad de los que empiezan–  estudian en universidades públicas desfinanciadas o en privadas, donde corren el riesgo de ser estafados. La generación del bono demográfico trabaja sin contratos ni vacaciones, batalla todos los días el tráfico en moto o en la estribera de un bus ante la falta de viviendas accesibles, energía eléctrica, agua potable y transporte público digno.

La crisis cotidiana y la climática tienen mucho en común. Lo económico y lo ambiental no son temas separados.  La pobre calidad de infraestructura y transporte público contribuyen a la crisis climática con contaminación, al mismo tiempo que alarga los tiempos de viaje entre ciudades mal planificadas y trabajos precarios que ponen en jaque nuestro bolsillo y  salud mental. Ambas crisis tienen también en común a sus responsables: las élites que lucran a costa de futuros individuales y colectivos. De ellos no esperemos más soluciones de las que ya ofrecen: estaciones en combustible en cada esquina e imputaciones para quien se queje.

Pero también en Paraguay hay gente que desde el ejemplo muestra, pese a todas las adversidades, los proyectos colectivos que nos pueden salvar del ecocidio y garantizarnos una mejor calidad de vida. Hay centros culturales autogestionados que recuperan la calle cada fin de semana. Hay madres que ponen el cuerpo para evitar que fumiguen las escuelas de sus hijos con glifosato. Hay vecinos que tratan de cuidar del agua de la explotación arrocera. Hay barrios tratando de recuperar los terrenos usurpados por la ANR.

Como dijo Antoine de Saint-Exúpery, autor de El Principito, «no se trata sólo de prever el futuro, sino de hacerlo posible».

Por eso esta cobertura se llama así, Futuros. Hay un porvenir en disputa entre los culpables de que el país esté como esté y quienes se rebelan ante ello. Mostramos a deforestadores y contaminadores, quienes nos roban el futuro. Y del otro lado, nos juntamos cada mes para conocer a quienes batallan por uno diferente. Acompañanos.

En Futuros vas a encontrar información para entender, compartir y movilizarte a cambiar las condiciones que hacen de este país el  más vulnerable a la crisis climática de Sudamérica

Hacemos reportajes donde  revelamos quiénes son los responsables de que hayamos llegado a este punto. Publicamos los nombres, empresas y políticos que lucran con  estaciones de combustible que amenazan el agua que tomás, que tiñen de morado nuestras lagunas, que ensucian el aire que respiramos y dejan arder los bosques del Chaco. Con la Comunidad Futuros, escuchamos cada tercer martes del mes en Discord qué propuestas y proyectos se organizan para solucionar las grandes preguntas y desafíos de la crisis climática. Lo hacemos porque no se trata solo de entender el mundo sino de cambiarlo. Reflexionamos sobre propuestas radicales que exigen tiempos radicales: todo lo que se podría cambiar si la energía de Itaipú se utilizara para dejar los combustibles fósiles ; una fuerza pública que integre a guardaparques, ingenieras ambientales y trabajadores sociales; eliminar la dictadura del automóvil en las ciudades con un transporte público que sea gratis. No barato, no accesible: gratis. En la Comunidad Futuros pensamos juntis el otro país que puede existir.

Maximiliano Manzoni es el reportero encargado de esta cobertura. 

En Futuros también podés leer trabajos de Jazmín Acuña, Romina Cáceres, Juliana Quintana y Josué Congo.

Un equipo visual cuida todas las imágenes que ves en las publicaciones: Jazmín Troche como editora visual, Willyam Matsumoto, Lorena Barrios, Naoko Okamoto y más ilustradores e ilustradoras que son parte de El Surti.

Sumate a la Comunidad Futuros en Discord: Cada tercer martes del mes, nos juntamos para conocer  los proyectos y personas que se organizan para frenar la crisis climática en Paraguay. Es un espacio para responder las preguntas difíciles, sumar tus sugerencias y construir con nosotros esta cobertura (también hacemos memes)

Seguí el blog de El Surti:  Adentrate en  los procesos de las investigaciones, afiches ilustrados, podcasts y reportajes de Futuros en https://elsurti.com/blog.

¿Ya te dijimos que te sumes al Discord?

Sobre el Surtidor de Futuros

Maximiliano Manzoni es reportero especializado en justicia climática y parte de El Surtidor desde su fundación.

Esta publicación fue apoyada por la Fundación Rosa Luxemburgo con fondos del Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo de Alemania (BMZ). El contenido de la publicación es responsabilidad exclusiva de Futuros y no refleja necesariamente posiciones de la FRL,


xxxxx