oligarquía

La ONG evangélica que se mete con tus hijos usando dinero del Estado

En los últimos 7 años, una ONG relacionada al movimiento «pro-vida» utilizó dinero del Estado para difundir información falsa sobre sexualidad a miles de estudiantes de colegios de Paraguay.

Reportaje Maxi Manzoni · Edición jazmín acuña & juan heilborn · factchecking romina cáceres · Ilustración robert báez ·

Como toda cadena de fake news, una controversia sobre materiales escolares que contenían «ideología de género» comenzó en grupos de WhatsApp de padres hace dos años. Tal fue el escándalo que el entonces ministro colorado de Educación de Paraguay, Enrique Riera tuvo que acudir a una audiencia pública en el Congreso donde prometió hacer algo sobre el tema: «Puedo quemar los libros con ustedes en la plaza». Lo dijo aunque oficiales de su propio Ministerio ya habían asegurado que esos materiales no existían. Y lo dijo frente a grupos anti-derechos autodenominados «pro-vida» que coparon la audiencia pública en octubre de 2017. Con el mismo espíritu incendiario y populista, Riera prohibió todos los materiales con «teoría y/o ideología de género» en las escuelas y mandó a hacer un informe al respecto. Sus resultados hasta ahora se desconocen.

Lo que registros oficiales, materiales distribuidos, documentos y testimonios de 24 estudiantes sí revelan es otra historia, una diferente a la que difundieron grupos anti-derechos y que involucra al Estado en la difusión de información falsa en el sistema educativo paraguayo. Una investigación de más de seis meses de duración muestra que con dinero de contribuyentes, las autoridades han financiado y siguen dando recursos a una ONG religiosa para impartir charlas y materiales que cuestionan, entre otras cosas, el uso de preservativos para prevenir el VIH y embarazos y promueven terapias de conversión a miles de estudiantes en cientos de colegios públicos y privados de Paraguay. La organización se llama Decisiones.

Ejemplo de lista de asistentes a las charlas que recibieron revistas y servicio de consejería que Decisiones envía al Estado paraguayo. Incluye, en muchos casos, los nombres de los estudiantes.

Fundada en 2002 por Anton Harder y su esposa Lolita Harder, el objetivo de la organización es «marcar los principios bíblicos en la sexualidad juvenil».  Anton Harder es un teólogo y psicólogo recibido de la Universidad Evangélica del Paraguay, dependiente de la Asociación Hermanos Menonitas, conjunto de iglesias de donde también proviene el actual ministro de Obras Públicas y ex pastor Arnoldo Wiens. La Asociación Hermanos Menonitas es parte de la Asociación de Iglesias Evangélicas del Paraguay, que integra la coalición de organizaciones anti-derechos «Somos Muchos, Muchos Más». Representantes de esa coalición, se reunieron con  el actual ministro de Educación Eduardo Petta, también evangélico, en noviembre de 2018 para pedirle que intervenga a ongs como Amnistía Internacional porque «algunas tienen injerencia en nuestros jóvenes, menores de edad, enseñando temas que van en contra de nuestra Constitución», según uno de los voceros de esa reunión.

La mayor parte del trabajo de Decisiones se realiza a través de charlas en colegios públicos y privados en varios departamentos de Paraguay. «Estamos en todo el país», le aseguró una representante de la organización a un docente que le consultó sobre las charlas vía telefónica. A los colegios ingresan, según la misma representante, de dos maneras: con conferencistas que recorren las instituciones educativas o a través de docentes que llaman a  Decisiones solicitando una de sus charlas. Las mismas se hacen en horario de clase. «Ellos llegaron ese día al colegio, dijeron que querían hablar con los alumnos y empezaron a entrar en cada aula y empezaban a hacer las charlas», dice una estudiante que fue parte de una charla de Decisiones en el 2017 en el Colegio Domingo Savio de San Lorenzo. Testimonios de otros 23 estudiantes secundarios y de nivel medio de colegios de diferentes ciudades de Paraguay dan cuenta del mismo modus operandi. Una encuesta realizada a 500 estudiantes de tercer ciclo y nivel medio en 2018 también situó a Decisiones como la organización más citada entre las que ingresaban a colegios a dar charlas de educación sexual.

Niños y niñas recibiendo la revista de Decisiones luego de una charla en su colegio. La organización envió esta y otras fotografías al Estado paraguayo como muestra de ejecución de fondos.

Decisiones ofrece varios tipos de charlas. «La general es “Sexo, un plan perfecto”, esa es gratis. Si querés una específica de drogadicción o aborto, hay que agendar costos», dijo la representante de Decisiones al ser consultada al respecto. Según registros oficiales de la organización, en 2018 dos teólogos tuvieron a su cargo dar charlas en Asunción y Gran Asunción. Otro teólogo dio charlas también en Asunción, Limpio, Mariano Roque Alonso y Villa Hayes. Los tres son recibidos de la Universidad Evangélica de Paraguay, como el fundador de Decisiones Anton Harder.

Un licenciado en ciencias de la educación cubrió Coronel Oviedo y Caaguazú. En 2017 fueron contratados dos pastores para encargarse de charlas en Alto Paraná, Guairá y Caaguazú. Hubo otro contratado, sin formación conocida, haciendo lo mismo en Itapúa y Ñeembucú.

Ejemplo de contrato que Decisiones firma cada año con los conferencistas que dan charlas en los colegios.

En los contratos no existe ninguna cláusula que indique qué formación tienen estos conferencistas para realizar charlas de educación sexual ante estudiantes de tercer ciclo y nivel medio. Pero si se incluye la obligación de presentar en las charlas una «recomendación pastoral» de la iglesia a la que cada uno pertenece. Cada conferencista tiene una meta de entre 120 y 250 charlas que realizar al año. Por cada una el salario es de 220.000 guaraníes. Ese dinero es pagado por los contribuyentes a través del Estado paraguayo.

«El condón no previene el VIH» y otras mentiras que difunden pastores en colegios paraguayos

Las charlas que dan estos conferencistas y otros en colegios públicos y privados, bajo el nombre de «Sexo: un plan perfecto», incluyen la distribución de revistas donde se mezclan relatos bíblicos con artículos sobre educación sexual y noviazgo. El contenido de las revistas tienen frases como «la novia tiene que adaptarse a la visión del futuro cónyuge para el matrimonio» y «que se parezca mucho a ti en gustos, formación académica, status económico y convicciones religiosas» entre las recomendaciones a la hora de buscar pareja. O «la culpa se adueñará de tus emociones» y «el aborto por presión del novio y familiares» como consecuencias de tener relaciones sexuales antes del matrimonio.

La edición de la revista de Decisiones de 2018 también tiene afirmaciones como «El preservativo no te brinda seguridad real en la prevención de las enfermedades venéreas», «la mejor forma de protegerse de las infecciones venéreas es la abstinencia sexual« y «aún si crees que el condón te protege, ¿qué usarías para proteger tu corazón?». Al final de cada charla, los conferencistas entregan un «compromiso de abstinencia sexual» que hacen firmar a los participantes.

Detalle de la revista impresa Decisiones de 2018.

«Se habló de la sexualidad. Empezaba a decir [el conferencista] que los condones no sirven usar porque se rompen o porque tiene virus, o porque el semen tiene unas partículas muy chicas que lo atraviesan», cuenta una estudiante del Colegio Nacional de Campo Verde en Capiatá que estuvo en una charla de la ong en 2015. Ella estaba en séptimo grado.

La directora de Programas del ministerio de Salud, Patricia Veiluva, tiene algo que decir al respecto. «El preservativo o condón es el único método de barrera que protege contra la trasmisión sexual del virus del VIH», asegura. A Jazmín Escobar, psicóloga recibida de la Universidad de Kansas (Estados Unidos), máster en psicopedagogía de la Universidad de León (España) y orientadora sexual, le parece bien tener revistas que hablen del noviazgo, la amistad o el matrimonio para los que desean eso. «Pero acá te están diciendo que no tengas relaciones, pero si tenés tampoco te va a proteger el condón. Es un peligro», dice al examinar el contenido de la revista de Decisiones. «Esto le cae en manos a un chico inseguro, sin comunicación con los padres, llega a leer esto y tiene realmente el deseo natural de explorar su sexualidad, no se va a proteger nada». En 2017, la Encuesta Global Escolar de la OMS reportó que el 27% de los y las estudiantes de educación media en Paraguay habían tenido relaciones sexuales sin preservativo en el último año. Según datos de Pronasida, casi la mitad de las personas que viven con VIH en Paraguay son jóvenes entre 15 y 29 años.  

«Este material lo que está promoviendo es más embarazos. Aca estamos promoviendo más embarazos, y más abortos clandestinos o hijos no deseados», dice Escobar. Según los últimos datos oficiales, a 2010 casi 1 de cada 10 adolescentes que dejaban la educación media lo hacían por embarazo. Según el Fondo de Población de las Naciones Unidas, Paraguay es el segundo país de la región con más embarazos adolescentes por población.  

«La homosexualidad es el síntoma de un problema emotivo», otra de las mentiras que reciben miles de estudiantes en sus colegios

La misma revista de Decisiones y sus charlas hablan de «ayuda profesional» para personas gays y lesbianas. «Fue en el año 2016, cuando yo estaba octavo grado. Te enseñaban que si te gusta una persona de tu mismo sexo sos un enfermo, que eso se puede curar», cuenta una estudiante de la Escuela San Antonio de Padua de San Lorenzo. La revista del 2018 dice que «la homosexualidad es el síntoma de un problema emotivo y representa necesidades emotivas insatisfechas». Es citado como fuente Richard Cohen, un conferencista y ex psicoterapeuta evangélico norteamericano impulsor de las «terapias de reorientación sexual», por las cuales fue expulsado de la American Counseling Association en 2002. «La necesidad de amor del padre del mismo sexo», el «abuso sexual», «el “temperamento (muy sensible)» y «la madre fue muy sobreprotectora» son algunos de los factores que predisponen a la «aparición de la condición homosexual»(sic) según la revista.

Detalle de la revista impresa Decisiones de 2018.

«Más del 80% de la población seríamos todos homosexuales si de esos factores dependiera», dice la psicóloga Jazmín Escobar. Consultada sobre las terapias de reorientación sexual, la presidenta de la Sociedad Paraguaya de Psicología, Franca Lacarruba, dijo que «no hay terapia psicológica alguna que busque conversión de la inclinación sexual, va en contra de la ética y de los derechos humanos». En 2017, la Sociedad Paraguaya de Psicología había emitido un comunicado respecto a las terapias de «reorientación sexual», donde recordaban que la homosexualidad fue eliminada de la lista de trastornos mentales por la Asociación Americana de Psiquiatría en 1972 y eliminada de la lista de enfermedades mentales por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1990.Las terapias de conversión a personas LGBT fueron consideradas en 2015 por la CIDH como «una posible forma de tortura». La doctora Patricia Veiluva del Ministerio de Salud dice que las personas que reciben terapias en el sistema público lo hacen «bajo guías que tienen como sustento recomendaciones de la OMS» . En Paraguay las «terapias de conversión» no están prohibidas legalmente, como sí lo están en países como Brasil y Argentina.

Detalle de la revista impresa Decisiones de 2018.

Solo entre febrero y junio del 2018, Decisiones brindó charlas, repartió revistas y dio servicios de consejería a al menos 4.545 estudiantes entre 13 y 18 años en instituciones educativas públicas y privadas de Asunción y otras 41 ciudades en los departamentos de Central, Guairá, Itaipúa, Presidente Hayes, Paraguarí, Alto Paraná, Caaguazú, Cordillera y Misiones. En 2017 llegaron al menos a 20.377 estudiantes, según los reportes oficiales de la organización al Ministerio de Hacienda.

Algunas instituciones donde se realizaron charlas en 2018 según denuncias de estudiantes organizados son el Colegio Nacional Carlos Antonio López de Ñemby, el Colegio Nacional Dr. Raúl Peña de Caacupé, Colegio Nacional Fernando de la Mora de Fernando de la Mora, Colegio Nacional Naciones Unidas de Asunción, la Escuela Agrícola de Villarrica, el Colegio Nacional Curuguaty de San Estanislao y el Colegio Nacional Moisés Bertoni de Encarnación.

Factura de la imprenta donde se imprimió la revista de Decisiones. Allí consigna que el pago se realiza con fondos del Ministerio de Hacienda.

La redacción y producción de los contenidos de la revista de Decisiones están a cargo del psicólogo Joel Cirian Rodríguez, con un salario de siete millones de guaraníes mensuales (U$D 1.100). Al final de las charlas, los conferencistas recogen los datos personales de los estudiantes que asisten y quieren proseguir con la consejería vía telefónica de Decisiones. El servicio de consejería está a cargo de Eunice Amarilla, quien cobra por ello 2.692.500 guaraníes mensuales (U$D 400).

Todo, desde los salarios de quienes dan las charlas, de quien redacta la revista y de quien da la consejería telefónica, hasta la producción e impresión de la revista y los viáticos para llegar a los colegios; todo fue pagado con el dinero de los contribuyentes paraguayos.

El dinero del Estado que financia las fake news sobre sexualidad en el sistema educativo

El total de presupuesto asignado a Organización Decisiones por parte del Estado paraguayo en los últimos 7 años llega a los 308.000 dólares. De esa cantidad, a datos de junio de 2018, el Ministerio de Hacienda le transfirió a Decisiones 193.000 dólares. El presupuesto en  guaraníes fue, en 2013, 500 millones. Entre 2014 y 2017 de 250 millones cada año. En 2018 fue de 200 millones y en 2019 será de 150 millones, según informes de la Comisión Bicameral de Presupuesto del Congreso Nacional. Hasta 2018 también recibía dinero del Grupo Inverfin SAECA, una de las más grandes importadoras y distribuidoras de electrodomésticos, muebles y vehículos de Paraguay, fundada por Eduard Rempel, relacionado a la Asociación Hermanos Menonitas de donde viene el fundador de Decisiones Anton Harder. Antonia Fretes, de la dirección de responsabilidad empresarial de Inverfin, desconocía el financiamiento a Decisiones aún cuando el logo de la empresa aparece como auspiciante en la revista.

Decisiones recibe dinero del Estado como una de las ONGs beneficiadas dentro del presupuesto general de la Nación, lista en la que apareció por primera vez en 2013.

Decisiones recibe dinero del Estado como una de las ONGs beneficiadas dentro del presupuesto general de la Nación, lista en la que apareció por primera vez en 2013. El proyecto pagado por el Estado incluye «realizar las charlas y conferencias con temas sobre sexualidad, noviazgo, familia, aborto, pornografía, etc. en las Instituciones Educativas dentro del territorio nacional, a alumnos del nivel medio, con el fin de promover una cultura de responsabilidad y principios morales». También entra en el presupuesto «servicio de consejería, asistencia y ayuda en brindar informaciones para los estudiantes que buscan  una guía en cuanto a temas relacionados con la educación y orientación sexual».

Durante los últimos 7 años, senadores y diputados de todos los partidos políticos en el Congreso aprobaron dar dinero a Decisiones a través de la Comisión Bicameral de Presupuesto. Percio Becker, funcionario de la Comisión, dice que «cualquier ONG puede presentar su proyecto ante la mesa de entrada del Senado y Diputados que se deriva a la comisión». La senadora Esperanza Martínez, integrante de la Comisión Bicameral de Presupuesto en el último periodo, dice que «desde el 2013 se hizo una gran depuración de las ONGs que recibían dinero del Estado», y que «generalmente hay una lista consensuada. Algunas ONGs se acercan a senadores o diputados para que apoyen su caso en la Comisión». No existe registro oficial que indique quien propuso a Decisiones para que sea parte de la lista de organizaciones beneficiadas con dinero público.

El señor Anton Harder confirmó vía telefónica que su organización recibió dinero del Estado y que está al tanto de los materiales que reparten en colegios.

Las charlas y revistas de Decisiones entran en conflicto con el artículo 46 de la Constitución Nacional y el artículo 10 de la Ley General de Educación, que rechazan todo tipo de discriminación. También entran en conflicto con el Consenso de Montevideo, donde el Estado paraguayo en 2014 se comprometió a «asegurar la efectiva implementación de programas de educación integral para la sexualidad (…) con enfoque participativo, intercultural, de género y de derechos humanos».El Ministerio de Educación, que prohibió todos los materiales de «ideología y teoría de género» en 2018 por presión de grupos anti-derechos, sabía de las charlas y las revistas al menos desde el año 2015. Y no hizo nada al respecto.

Un ministerio de Educación que promueve la desinformación

En junio del 2015 el grupo Somos Pytyvohára, que nuclea a más de 10 organizaciones de niños, niñas, adolescentes y jóvenes, denunció a la Organización Decisiones en una nota enviada a la entonces viceministra de Gestión Educativa, Myrian Stella Mello. La nota incluía fotocopias de los materiales. Consultada, Mello respondió que en ese entonces derivó la denuncia a la Dirección de Curriculum. La Dirección de Curriculum respondió que derivó la denuncia a la Dirección de Orientación Educativa. Allí, Miguela Benegas, funcionaria, recuerda que se elaboró un informe que se derivó al Viceministerio de Gestión Educativa. Allí el informe se perdió. Una funcionaria del Viceministerio recomendó que se ingrese una nota nueva, “porque ahora hay otras autoridades, con otra visión”.

En abril de 2018, el Ministerio de Educación volvió a tomar conocimiento de Decisiones a través de su propio fundador, Anton Harder, quien buscó un convenio con el MEC para realizar charlas. El MEC se negó, aduciendo que la aprobación de las charlas queda a cargo de los directores, docentes, padres y organizaciones estudiantiles de cada institución educativa. Pero la representante de Federación Nacional de Estudiantes (Fenaes), Kimberly Coronel, dice que Decisiones nunca pidió permiso a estudiantes de la federación, que agrupa a alumnos de Asunción y seis departamentos del país, para realizar charla alguna. «Ellos hablan mal de nosotros en sus charlas porque defendemos la educación laica», dice Coronel. En 2017, cuando los estudiantes de Fenaes quisieron realizar una charla sobre educación con perspectiva de género en el Colegio Técnico Nacional de Asunción, algunos padres intentaron cancelarla bajo el argumento que no tenían ninguna autorización.

Para la psicóloga y orientadora sexual Jazmín Escobar, los materiales de Decisiones trabajan mucho con el miedo y la culpa. «Hay muchos pasos que se están saltando desde el punto de vista legal, psicológico, emocional, del ministerio. Para eso tenemos un Ministerio de Educación», dice. «Se tiene que unificar la información y tiene que ser científica, para ser responsables con todos los chicos. Más allá del miedo, se tiene que trabajar en la toma de decisiones de los adolescentes y jóvenes», finaliza.

En 2017 la entonces ministra de la Mujer, Ana Baiardi dijo frente a un comité de la ONU que la resolución que prohibía los materiales de género en las escuelas era algo «provisorio» . Pero casi dos años después sigue sin derogarse. El Ministerio de Educación se ha negado en tres ocasiones a hacer público el informe sobre los supuestos contenidos denunciados en grupos de Whatsapp. Mientras tanto, la organización Decisiones recibirá dinero del presupuesto público para volver a los colegios este año.

Actualización 29/04/2019

A través de una nota fechada el 10 de abril, el Ministerio de Hacienda comunicó que la ONG Decisiones renunció a los recursos públicos asignados a la misma para el año 2019.

Este reportaje fue realizado en el marco de la Iniciativa para el Periodismo de Investigación en las Américas, del International Center For Journalists (ICFJ) en alianza con Connectas