Coronavirus

Tres mentiras del documental «Plandemic»

Antes de ser removido de Youtube y Facebook, un video llamado «Plandemic: The Hidden Agenda Behind Covid-19» tuvo millones de visitas en redes sociales.

Verificado · Actualizado

Falso

«Plandemic: The Hidden Agenda Behind Covid-19» Video viral

Plandemic es un documental de 26 minutos creado por el youtuber Mikki Willis, conocido por otros videos con teorías de conspiración, donde entrevista a Judy Mikovits. Antes de ser removido de Youtube y Facebook –donde todavía persiste en algunas cuentas personales– el video llegó a millones de visitas.

Antes: ¿Quién es Judy Mikovits?

La protagonista del documental, Judy Mikovits, una ex investigadora científica y activista anti-vacunas. Fue directora del Instituto Whittemore Peterson en Nevada, Estados Unidos, hasta que fue despedida en 2012, después de que la revista Science retirara un artículo en el que Mikovits lideró como investigadora, que vinculaba a un retrovirus llamado XMRV con el síndrome de fatiga crónica. Después de la publicación en Science, diversos equipos científicos intentaron replicar los hallazgos del estudio de Mikovits, sin éxito. Una investigación posterior determinó que sus resultados habían tenido una contaminación accidental.

Mikovits no aceptó la tesis de la contaminación y fue luego arrestada. Mientras la ex investigadora dice en el documental que había ido a la carcel «por nada», un documento oficial muestra que estaba acusada de robar equipos y datos del laboratorio donde trabajaba.

Desde entonces, Mikovits es conocida por ser coautora de un libro sobre anti-vacunas y dar charlas en conferencias al respecto.

Primero: No es cierto que el coronavirus «claramente fue manipulado»

La evidencia científica dice que no. Como ya reportamos con la red Latam Chequea, la Revista Nature publicó en marzo un análisis de la estructura genética del SARS-COV-2, el coronavirus que causa la covid-19. La conclusión es que el virus se creó a través de un proceso natural. Las dos hipótesis son que el virus mutó en el animal huésped original antes de llegar a humanos o que mutó luego del contagio por un animal intermedio entre murciélagos y personas.

Por otro lado, la idea de que un virus de origen natural pudo «escapar de un laboratorio» es una hipótesis que fue contemplada en un artículo del Washington Post. Pero es una posibilidad remota y sin mayores evidencias hasta el momento, según el mismo medio. Te recomendamos clickear en el anterior vínculo para también saber más del laboratorio de Wuhan que es repetido en varias teorías de conspiración.

Segundo: Esta pandemia no «proviene del SARS 1»

El síndrome respiratorio agudo grave (SARS por sus siglas en inglés) es otro coronavirus, el responsable de la pandemia en 2003. El virus que causa la actual pandemia de covid-19 se llama SARS-COV-2 por su parecido genético con el virus del SARS. Pero son enfermedades diferentes y una no deriva de la otra, son dos virus de la misma familia.

Tercero: Es falso que las vacunas contra la gripe «tengan coronavirus»

En «Plandemic», Mikovits habla de un estudio publicado en enero en la revista Vaccine. El estudio encontró que entre el personal de del Departamento de Defensa de EE.UU. –entre 2017 y 2018– las chances de contraer algunos coronavirus eran más grandes entre quienes estaban vacunados. Pero ese hallazgo no le da la razón a Mikovits.

Primero porque el estudio fue conducido antes de la pandemia de covid-19. Y segundo porque otros artículos científicos han notado errores en el diseño del experimento, como por ejemplo que el número de personas vacunadas tomadas como muestra era el doble de las personas no vacunadas, lo que hace imprecisa cualquier comparación.

Mikovits también sugiere que las vacunas contra la gripe tienen o generan coronavirus. Las vacunas contra la gripe generalmente protegen contra los tres virus de gripales estacionales, otras, contra la influenza A, h1n1 y B. No hay coronavirus, que son virus totalmente diferentes, en las inyecciones.

En el caso de Paraguay, las vacunas contra la influenza proveídas por el Ministerio de Salud están desarrolladas especialmente para las cepas de virus que circulan en el hemisferio sur. Te recomendamos que averigues cómo vacunarte contra la influenza aquí.

Fuentes

“Fact-checking ‘Plandemic’: A documentary full of false conspiracy theories about the coronavirus”

🗓
08/05/2020
🏢
Poynter

“Covering the stunning fall of Judy Mikovits, researcher of XMRV and chronic fatigue”

🗓
22/11/2011
🏢
The Chicago Tribune

“No Evidence That Flu Shot Increases Risk of COVID-19”

🗓
27/04/2020
🏢
Fact Check Org

“The proximal origin of SARS-CoV-2”

🗓
17/03/2020
🏢
Revista Nature Medicine

Vacunación influenza abril 2020

🏢
Ministerio de Salud de Paraguay

“Claim that flu vaccine increases coronavirus infection is unsupported, misinterprets scientific studies”

🗓
30/03/2020
🏢
Health Feedback

“False claim: The flu vaccine causes the new coronavirus”

🗓
15/04/2020
🏢
Reuters

“El Washington Post NO asegura que el coronavirus salió de un laboratorio”

🗓
04/05/2020
🏢
El Surtidor

Más chequeos sobre el coronavirus

Tan importante como lavarte las manos es verificar la información que compartís

Lo que sabemos de los anticuerpos contra el coronavirus desarrollados en Israel (y por qué no es una vacuna)

El posible tratamiento contra la covid-19 desarrollado en Israel no es una vacuna, aunque hayas leído lo contrario. Te contamos lo que se sabe hasta el momento.

El Washington Post NO asegura que el coronavirus salió de un laboratorio

Es falso que el Washington Post haya concluido que el virus se creó en un laboratorio o que el paciente cero provenga de un laboratorio de Wuhan. Aunque se contempla la hipótesis de que pudo ser un virus natural escapado de un laboratorio, es una posibilidad remota y sin mayores evidencias, el propio medio concluye.

Es falso que el 5G tenga algo que ver con el coronavirus

En 30 años –y 25.000 estudios científicos al respecto– no se ha encontrado evidencia de que campos magnéticos de baja intensidad, como las redes móviles, causen efectos nocivos en la salud. Mucho menos que creen un virus.

Metodología y Política de corrección

Enviá tus correcciones a elsurti@memetic.media

#LaPrecisa es la sección de fact-check de El Surtidor. Aquí verificamos información y discurso que tiene el poder de construir la opinión pública y definir políticas del país. Con el uso de datos abiertos y otras fuentes, buscamos que la gente tenga la precisa para evaluar y cuestionar los temas que forman parte del debate diario.

 

 

Basado en la experiencia de Chequeado y los principios de la International Fact-Checking Network (IFCN), el proceso de verificación implica:

  • Seleccionar una frase del ámbito público
  • Ponderar su relevanciaConsultar a la fuente original
  • Consultar a la fuente oficial
  • Consultar a fuentes alternativas
  • Ubicar en contexto
  • Confirmar, relativizar o desmentir la afirmación
  • Calificar

Verificamos información que contenga:

  • Datos históricos
  • Datos estadísticos
  • Comparaciones
  • Afirmaciones legales o constitucionales

NO verificamos:

  • Opiniones
  • Previsiones del futuro

Monitoreamos y verificamos el discurso de personas que influyen y definen políticas, como quienes integran:

  • El Poder Ejecutivo
  • El Poder Legislativo
  • La Corte Suprema de Justicia
  • El Tribunal Superior de Justicia Electoral
  • Empresas estatales (Ande, Essap, etc.)
  • Partidos políticos
  • Gremios de producción
  • Conferencia Episcopal Paraguaya

 

  • Cierto: La afirmación pudo ser confirmada por diversas fuentes.
  • Impreciso: Se catalogan como imprecisas las expresiones que carecen de rigurosidad pero que no se alejan en gran medida del dato preciso.
  • Discutible: La afirmación es parcialmente cierta pero carece de contexto y/o es cuestionada por una o más fuentes.
  • Humo: No se puede confirmar la afirmación porque carece de fuentes verificables. Tampoco hay datos para rebatirla.
  • Falso: La afirmación es exagerada o directamente falsa.

 

La Precisa de El Surtidor busca el máximo de rigor en la información que publica pero, como se sabe, nadie es perfecto. Por eso, nos comprometemos a rectificar la información inexacta que hubiéramos difundido.

En caso de que una persona ponga en aviso a El Surtidor sobre un posible error en una verificación, el equipo se tomará un máximo de 48 horas para una revisión del contenido. Y en caso de ser necesario, publicará una corrección y actualización de la nota.

Si comprobamos que cometimos un error, éste será enmendado y se consignará la modificación con una explicación, fecha de modificación y razones. Si es necesario modificar la calificación de una verificación, ese cambio también estará documentado en la nota.

Cuando una vez publicado un chequeo, nos llega información relevante que complementa, amplía y actualiza datos, la incluimos con el título de «Actualización» y una explicación sobre la pertinencia del agregado, además de la fecha.

 

🔍

El Surtidor es parte de la #CoronavirusFacts Alliance, una iniciativa liderada por la International Fact-Checking Network (IFCN) que coordina los esfuerzos de más de 100 fact-checkers en 41 países de todo el mundo para publicar, compartir y traducir información verificada sobre el COVID-19.

Puedes leer más respecto a la Alianza y consultar la base de datos en este link, y sobre La Precisa, nuestra sección de fact-checking, aquí.