Futuros

Cartismo aditivado: las estaciones de combustible que apeligran el agua que tomás

Gracias a Nenecho Rodríguez, la empresa Enex del Grupo Cartes avanza sobre Asunción. Y pone en riesgo el agua de más de 3 millones de personas.

Reportaje Maximiliano Manzoni · Edición Jazmín Acuña y Romina Cáceres · Ilustración Jazmín Troche, Naoko Okamoto ·

Para entrar al negocio de las estaciones de combustible con su empresa Enex, Horacio Cartes necesitó deshacerse de un obstáculo para su proyecto: las leyes ambientales. Primero, logró que la Corte Suprema de Justicia suspendiera en 2019 la resolución del Ministerio del Ambiente (MADES) y en mayo de 2021 la ordenanza municipal de Asunción. Ambas exigían una distancia mínima de 1000 metros entre nuevos surtidores y los ya existentes, y de 100 metros con centros de circulación masiva de personas – como parques, hospitales y escuelas – para otorgar licencias a expendedores de combustible.  

Segundo, logró que Óscar «Nenecho» Rodríguez vetara el intento de restaurar las distancias mínimas a través de una nueva ordenanza, y que con votos colorados y liberales, la Junta Municipal aceptara el veto. Fue una de las últimas decisiones de Nenecho antes de renunciar para ser el candidato colorado a las municipales.

Las regulaciones ambientales derogadas tenían una razón de ser. Existían para reducir el peligro de incendios y el riesgo de contaminación al suelo y cauces hídricos que la construcción de estaciones de combustible producen, sobre todo con la instalación de los tanques subterráneos, como explicaba la resolución del MADES. Y se basaba en evidencia científica. 

Una investigación de la Universidad Nacional de Asunción, financiada por Conacyt en 2018, confirmó la presencia de MTBE, un aditivo y solvente de combustible, en pozos de hasta 200 metros bajo tierra que embeben del Acuífero Patiño. El Acuífero es la principal fuente de agua potable de Asunción, Central y Cordillera de la que toman casi 3 millones de personas. Según la investigación, todos los pozos estudiados estaban cerca de estaciones de servicio, y Asunción era una de las zonas con mayor concentración de MTBE. 

Sobre el efecto en humanos del aditivo la evidencia es limitada, pero en animales fue relacionado a la aparición de distintos tipos de cáncer y problemas del sistema nervioso. En dosis medias y altas produce intoxicación. Es por eso que tras los hallazgos del estudio el Estado dispuso medidas como la distancia mínima entre estaciones.

Hasta que llegó Nenecho. 

Luego de que eliminó la ordenanza que establecía estas distancias mínimas, desde El Surtidor realizamos un pedido de información pública a la Municipalidad de Asunción en mayo para conocer los proyectos de nuevas estaciones de servicio a la fecha más actualizada en 2021. Un mes después, y fuera de plazo, la Municipalidad respondió al pedido con una lista de 22 proyectos, entre las que se encontraban nueve a nombre de Enex. 

Cruzando los documentos proporcionados por la Municipalidad con información catastral, declaraciones de impacto ambiental presentadas por la empresa al Ministerio del Ambiente, imágenes satelitales y visitas en campo, identificamos que al menos siete de las nueve estaciones de servicio planificadas por Cartes se benefician de la derogación de la ordenanza, poniendo en riesgo de contaminación el agua potable de la ciudad. 

Es decir, se ubican a menos de 1000 metros de otra estación de servicio y/o menos de 100 metros de un hospital o escuela. De las siete, tres están en proceso de conseguir licencia ambiental en el MADES.

En este mapa interactivo podés conocer dónde Cartes quiere poner una estación de servicio.

Más cicatrices al rostro de Asunción

Sin las regulaciones de por medio, Enex empezó a planificar su expansión en diferentes puntos de la capital sin importar lo que hubiera cerca, en una guerra comercial con el Grupo Zapag (Copetrol), cuyo presidente es Blas Zapag. Éste último se opuso a la derogación de la ordenanza.

Una de las estaciones de combustible planificadas (ver mapa) está sobre la Avenida República Argentina casi Manuel del Castillo, frente al Centro Médico Bautista, ya con trámites ante el MADES. Allí un guardia de seguridad privada recibió y confirmó su construcción a El Surtidor. Un segundo proyecto está planificado sobre Avenida Mariscal López casi San Martín, en un edificio que hoy se encuentra abandonado. Enex también proyecta ubicarse frente al actual puesto comando del candidato colorado Nenecho Rodríguez sobre Avenida San Martín y Teniente Vera. Las tres futuras estaciones de servicio tienen menos de 1000 metros de distancia entre unas y otras, sin contar con la Copetrol ubicada al lado de la Plaza de las Américas.

En otro sector de la ciudad, casi frente al Sanatorio La Costa, Enex presentó su declaración de impacto ambiental para utilizar el predio de la empresa Luis Petersen sobre Avenida Artigas. Una trabajadora de dicha empresa dijo al equipo de El Surtidor que la construcción de la estación de combustible «era un rumor de pasillo» ya hace varios meses. A menos de mil metros hay una estación del emblema Puma.

Cerca de la Embajada de los Estados Unidos, Enex planea ubicarse en 25 de mayo casi Kubitschek, donde hoy se encuentra un edificio abandonado y un lavadero de autos. Los trabajadores del lavadero dijeron desconocer el proyecto. Con su construcción, la estación de servicio impactará al Seminario Metropolitano, un patrimonio histórico de la capital. En una situación similar, a menos de 1000 metros, se encuentra el proyecto de Enex sobre Mariscal López y Avenida Brasilia frente al Hospital Rigoberto Caballero, reportado por ABC Color y confirmado con documentos oficiales.

Enex también planea instalarse sobre la Av. Eusebio Ayala casi Av. Choferes del Chaco, frente al Tribunal Superior de Justicia Electoral, en donde hoy se encuentra el edificio abandonado de la empresa de alimentos Federal y a metros de otra estación de servicios del Grupo Bahía.

Ortega y Nakayama prometen reponer medidas ambientales

En comunicación con El Surti, la candidata a intendenta Johanna Ortega de Asunción Para Todos dijo que de ser electa «analizaremos cómo volver a instaurar las medidas necesarias para proteger el agua y el ambiente de los asuncenos». 

El candidato a intendente liberal Eduardo Nakayama de Juntos por Asunción dijo que su posición es que el municipio «es el ordenador territorial por excelencia» y que de ganar las elecciones «tendremos que ver qué hacer con la orden judicial (de la Corte) y que eso tiene sus vueltas. Así que tendremos que ver cómo hacer para entrar en desacato».

Para el abogado Abel Fleitas, especializado en legislación ambiental, es plausible que una nueva Junta Municipal e Intendencia aprueben otra ordenanza reinstaurando las directrices ambientales. Pero corre el peligro de que «con el precedente de que ya se falló sobre el mismo tema desde la Corte, las empresas volverían a presentar acciones de inconstitucionalidad».

El argumento de la Corte a favor de Cartes es que las distancias mínimas favorecen a las empresas ya instaladas, por lo que violan el derecho a la libre competencia.  El fallo no consideró las razones ambientales de la regulación y el posible efecto en el Acuífero Patiño. La propuesta intermedia de la Comisión Nacional de Competencia de reducir la distancia mínima entre nuevas estaciones de servicio y las existentes pero aumentar la distancia respecto a sitios de concurrencia como hospitales tampoco fue escuchada.

Futuros

Para entender que en las elecciones municipales se juega más que los baches, te invitamos a leer los siguientes reportajes:

Nueva Asunción puede ser acá

Llegó el día donde no tenés que sufrir dos horas de viaje de tu casa al trabajo. Recuperaste 80 horas al mes para hacer lo que quieras. ¿Cómo lo logramos?

Cómo volver a respirar

Imaginemos que es el 2030. Paraguay no registra polución en el aire y los incendios forestales son escasos. ¿Cómo lo logramos?

Una ciudad feminista es posible

Vamos a imaginar ciudades donde niñas, adolescentes y mujeres puedan vivir y caminar sin miedo.